POESÍA INÉDITA ARGENTINA: MARÍA LILIAN ESCOBAR - La Primera Vértebra
15282
post-template-default,single,single-post,postid-15282,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-1.0.4,qode-news-2.0.1,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,columns-3,qode-theme-ver-18.0.6,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

POESÍA INÉDITA ARGENTINA: MARÍA LILIAN ESCOBAR

POESÍA INÉDITA ARGENTINA: MARÍA LILIAN ESCOBAR

Realiza poemas en lenguas originarias. En este caso Nahuatl, afirmando el poema en sus singulares juegos sintácticos y sonoridades, para nosotros inauditas. A partir de allí transcribe esos poemas al castellano en una suerte de transcreación que suele arrojar, incluso para ella, encuentros sorprendentes de palabras e imágenes. Subraya que no se trata de una traducción literal, sino de una transcreación, una adaptación libre en nuestro idioma.

NAHUATL I

axcampa

tleco

tzalan ilhuicacopa

oppa nitze

amatlaulolcuepa

aquian totatiuh iquian

cacaauitzo

 

 

al instante

en el fuego

en medio del Cielo

dos veces ellos vendrán

escribiendo a alguien

en la obertura

del viento del poniente

cubierto de hierba

 

*  *  *

NAHUATL II

itzinecan

cacaxtli

cenneixcueyonihliztica

cennauatitiuh

cocaloca cennemi

cempopoehuia

mocaua

cocaloca

mocaloani

yitia

cepayani

eptatapocatl

 

 

Al principio

una clase de pájaro

en un pequeñísimo instante

que duró para siempre

se despidió de alguien

inhaló el último suspiro

sin dejar rastro de ninguna cosa

soltó sus manos hizo ruido como

el que se detiene

débil

hizo nevar perlas de nácar

 

*  *  *

NAHUATL III

ceualatl…

picihilia

cucal

xiutlaca

nextli neuani

tetozcanamictiliztli

tetlaiapoltli

ixaci

ixteocale

itzinecan

macau amatlanlouuepa tleco oppa

nitze totanatiuh iaquian

tlotlac imman

ixteotl

cacanapa itotia

yeccan ilhiucatl

tlapauhtimocana

muchipa axiampa

xochichiatlapalli

 

 

Lloró durante mucho tiempo…

una lluvia

que hacía música para alguien

por todas partes, en cada lugar

cenizas ardientes

tienen la costumbre de partir

para ir a algún sitio

guiando el canto mensajero

alcanzando por completo todo

sabio Señor del Cielo

las manos sueltas escribían a alguien

en el fuego, en medio del Cielo

dos veces

las palabras vendrán por el viento del poniente

abismo de agua profunda

la niña de los ojos turquesa

hacia un lugar, no importa dónde

un lugar bueno del Cielo deja abierta

la hoja de una flor.

NOTA BIOGRÁFICA

María Lilian Escobar. Es poeta visual, sonora y perfomática. Participó activamente, entre 1989 y 1998, en «Paralengua, la ohtra poesía», espacio para el desarrollo de la poesía visual y experimental. Publicó tres libros de poesía: De cisne y eclipse (Editorial El Caldero, 2000), Xochipilli (Editorial Descierto, 2012) y Canción nocturna (Editorial Descierto, 2016). Artículos y poemas suyos aparecieron en diversas revistas argentinas y extranjeras, entre ellas Xul, Maldoror, Graffitti y Dimensao.

Comentarios

Deja Un Comentario