ESTEFANÍA ORTIZ MORILLO: FOTOGRAFÍA DOCUMENTAL - La Primera Vértebra
2611
post-template-default,single,single-post,postid-2611,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-1.0.4,qode-news-2.0.1,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,columns-3,qode-theme-ver-18.0.6,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

ESTEFANÍA ORTIZ MORILLO: FOTOGRAFÍA DOCUMENTAL

ESTEFANÍA ORTIZ MORILLO: FOTOGRAFÍA DOCUMENTAL

El trabajo fotográfico de Estefanía Ortiz Morillo se enfoca especialmente en la denuncia social y en la fotografía documental. Participa activamente en las marchas en defensa de la mujer, de los niños y en general de cualquier situación de injusticia social o política contra una persona o grupo de personas. Considera que retratando estas situaciones y difundiendo sus imágenes por las redes sociales puede contribuir a brindar una mirada imparcial de lo que realmente está pasando en las calles, en tiempos donde los principales medios de comunicación muestran una realidad maquillada en beneficio de unos pocos.

Por otra parte, tiene especial interés por la fotografía documental. Le encanta asumir el reto de poder contar una historia a través de sus fotos, ya sea la de un personaje, de una comunidad o de una realidad social. Ha viajado bastante por el Perú, lo cual le ha permitido recoger diferentes realidades, contextos e incluso problemáticas como la deforestación en Puerto Maldonado a causa del incremento de la ganadería, como también graficar fiestas típicas y carnavales, o historias de personas como el caso de una familia de Puquio (Ayacucho) que realiza bordados de bandas distintivas para las fiestas patronales o como la gran artista shipiba Olinda Silvano donde pinta un mural con su hijo en un festival de arte en Tingo María transmitiéndole sus saberes.

PROYECTO NI UNA MENOS

 

El movimiento «NI UNA MENOS» se originó en Argentina debido a la gran indignación de su gente por la cantidad de feminicidios que se venían dando en todo el país. Al principio se trataba de un movimiento local, pero el tema rápidamente se viralizó por las redes sociales y tomó transcendecia internacional. 

Perú, no fue la excepción, lamentablemente nuestro país presenciaba todas las semanas, desde nuestros hogares a través de las pantallas, noticias de mujeres y niñas violentadas, ultrajadas y/o asesinadas y como si fuera poco se veía también la impunidad del agresor. 

Este panorama de injusticia hizo que todo el país se indigne y levante un 13 de agosto del 2016 saliendo a marchar a las calles. Mujeres, hombres, colectivos, familias enteras salieron con pancartas a gritar justicia, a gritar igualdad, a gritar basta, a gritar «NI UNA MENOS».

PROYECTO KEIKO NO VA

 

A pocos días de las elecciones presidenciales se realizó una marcha organizada por el colectivo KEIKO NO VA en contra de la candidatura de Keiko Fujimori, hija del 7mo hombre más corrupto del mundo. Miles de jóvenes y adultos salieron a las calles para alzar su voz de protesta rechazando rotundamente el regreso del Fujimorismo debido a su historia corrupta, sus crímenes y sus relaciones con el narcotráfico. El rechazo fue rotundo! Todos gritamos a una misma voz: «PERÚ TE QUIERO POR ESO TE DEFIENDO» «KEIKO RATA, DEVUELVENOS LA PLATA».

PROYECTO LA BANDA LA PONGO YO

 

Las fiestas patronales son muy simbólicas en nuestro país, si bien es cierto cada provincia celebra de una manera distinta nunca falta los mayordomos y con él o con ella están las bandas que sirven de gran distintivo y reconocimiento para quien las usa. Aquí les comparto una serie fotográfica de una familia de Puquio, Ayacucho; papá, mamá e hija dedicados al bordado de estas obras de arte.

NOTA BIOGRÁFICA

Estefanía Ortiz Morillo nació en Lima, Perú, en setiembre de 1984. Se crió en el barrio popular de Breña jugando “escondidas”, “matagente” y fulbito en la pista, cuando todavía se podía jugar en la calle. Sus estudios universitarios los realizó en la Pontificia Universidad Católica del Perú, licenciándose en administración con especialidad en marketing, pronto descubriría que su vocación apuntaba en otra dirección, más alineada a las artes y a la cultura, motivo por el cual decidió estudiar Fotografía y posteriormente Gestión Cultural. Ambos conocimientos le han permitido realizar proyectos relacionados al arte como el Festival Cultural anual “Mi Barrio Revive” en Breña, una Feria de Arte en Cusco llamada “Visualizados”, participar en varias exposiciones fotográficas colectivas y el 2019 realizar su primera exposición individual fotográfica “Mirada de Niño” en la Alianza Francesa de Cusco.

Actualmente radica en Cusco con miras a publicar un fotolibro de personas con historias de vida muy particulares.

Comentarios

Deja Un Comentario