«NO HABITAR YA LA TIERRA» DE ALEJANDRA LERMA

Futuro imperfecto

¿Cómo será el rostro de mi padre cuando muera?

¿Compraré azucenas o me quedaré inmóvil mirando los

floreros vacíos?

¿Qué tamaño tomará mi corazón al darse cuenta?

¿Llevaré zapatos altos al entierro?

¿En el hombro de quién recostaré mi cabeza?

¿Discutiré con mamá la frase del obituario?

¿Mamá estará todavía?

¿Mi hermana llorará junto a mí o se encerrará en su rostro?

¿Cuál frase guardará mi memoria, olvidaré su malgenio,

pondré en un pedestal sus cinco virtudes?

¿Podrá recordarme él a donde vaya,

me llevará en su angustia o en su sueño?

¿Cuantos días me vestiré de negro?

¿Aullaré de remordimiento por lo que callé o por todo lo que le dije?

¿Será el silencio de la tierra

o el crepitar del fuego lo último que escuche?

¿Guardaré la sortija de su dedo anular

o evitaré sus cosas, como si fueran tristes?

¿Descubriré una noche que lo estoy olvidando?

¿Abriré mis heridas, me obligaré a gritar, dudaré de mi amor?

La incerteza es lo cierto

Me hago estas preguntas una mañana cualquiera

mientras papá sirve un tazón de aguapanela humeante

y me mira escribir sin saber lo que pienso.

Tendrás que perdonarme, padre

Tendrás que perdonarme padre

por destruir mi cuerpo para ir a buscarte

de todas maneras

otro hombre lo habría destrozado

un amante

un amigo

un hijo

entonces dejemos claro

que este es el menor de los males

y aunque la muerte prohíba llevar extremidades

cuando te encuentre

voy a abrazarte hasta que me sienta viva.

Pacto

Una almohada de tierra me convoca

sigo erguida

finjo cordura

estoy herida y mansa

como la liebre en las fauces del ocelote

Solo ante tus ojos conservo la dignidad

que es la más alta de todas las bellezas

Le pregunto a los días por tu nombre

el dolor es mudo

me regresa a la brea del silencio

Permíteme ojear el libro del destino

comparar los números finales

puertas aledañas

que se abren hacia el mismo enigma

Deja que me acurruque entre tus huesos

nos crecerá maleza entre las vértebras

haremos un jardín de nuestro pacto

todas las noches marchitaremos juntos.

Electra

Salgo con un hombre mayor

tiene tu edad

viste mucho más sombrío

me llama niña, muchachita, pequeña

me compra helados

me reprende

Pienso en lo que dirá mi psicoanalista

pero he dejado de ir desde que no estás

El eterno enamoramiento del padre

la herida primordial

el secreto más expuesto

Cómo se le ocurre a alguien la espeluznante idea

de que deseo reemplazarte con un desconocido

al que solo le entrego mi sexo.

NOTA BIOGRÁFICA.

Alejandra Lerma (Cali, Colombia, 1991). Comunicadora social y periodista de la Universidad del Valle. Ha publicado: Trébol de cuatro hojas (2014), Oscuridad en luz alta (2015) y Precisiones sobre la incerteza (2017). Con el libro No habitar ya esta tierra obtuvo el Premio Jorge Isaacs 2019.

Durante tres años consecutivos (2015-2017) fue ganadora de la beca de Estímulos para publicación de autores caleños de la Secretaría de Cultura de Cali. Otros reconocimientos: I Concurso Nacional de Poesía Tomás Vargas Osorio, II Concurso de Poesía Ciudad de Palmira, XVIII Concurso de Poesía Ediciones Embalaje del Museo Rayo, III Concurso departamental de Poesía Casa de la Cultura de Jamundí.

0 Comments
Primera Adm
calbpi@gmail.com

La Primera Vértebra es una revista y un proyecto editorial que busca promover las nuevas tendencias de la poesía y la cultura producidas por latinomericanas y latinoamericanos en todo el mundo. Priorizando la participación de artistas y proyectos gestados por mujeres.

Comentarios

Deja Un Comentario